Detalle del Producto

Creatina Monohidrato EMOV 600 grs.

$29.990

SKU: 4-21-135 Categoría:

78 disponibles

Cantidad:

Este producto incluye un código QR que trae de regalo una guía para que le puedas sacar el máximo provecho a tu suplemento y además otras sorpresas.

¿Qué es la Creatina?

El monohidrato de creatina es el suplemento nutricional ergogénico más efectivo estudiado en términos de aumentar la capacidad y rendimiento en ejercicio de alta intensidad, así como aumentos de masa magra.

La creatina es una molécula orgánica nitrogenada producida en el cuerpo, a razón de unos 2 gramos diarios aproximadamente, es sintetizada en el páncreas, riñones e hígado, a partir de tres aminoácidos: glicina, L-arginina y L-metionina.

Éste compuesto se almacena sobre todo en las fibras musculares (el 95% de las reservas de creatina se encuentran en los músculos  especialmente en las fibras blancas o rápidas), nerviosas y cardiacas, es decir, en aquellas células con una demanda energética alta.

Esta molécula es almacenada en depósitos de alta demanda energética, de dos maneras: en la forma fosforilada, o también conocida como fosfocreatina (PCr), en torno a un 60%, mientras que el 40% restante se encuentra en creatina libre.

Esta última será la que dispongamos para realizar en cualquier momento un esfuerzo sumamente intenso como para recurrir a ella, tal como podría ser el caso de un sprint.

La creatina se absorbe de los alimentos, especialmente la carne de vaca o de cerdo (0,0045 – 0,005 g/g) pero existen otros alimentos ricos en la misma como el atún (0,004 g/g) o el salmón (0,0045 g/g) mientras que los alimentos vegetales no poseen creatina, por ello se recomienda la suplementación con creatina en sujetos vegetarianos.

Como podrás comprobar, ningún alimento tiene una gran cantidad de Creatina. Es por ello que los suplementos de creatina llega a ser necesaria.

¿Cómo funciona la Creatina?

Nuestro organismo tiene diferentes sistemas energéticos, ¿Los conoces?.

Nuestro sistema de fosfágenos es muy eficiente produciendo una gran cantidad de energía inmediata pero poco eficiente a la hora de producir energía en un tiempo prolongado. El ATP (adenosín tri-fosfato) es nuestra “moneda” energética que el músculo puede utilizar durante unos 2 a 3 segundos, debido a que el ATP almacenado en el músculo humano es de 20-25 mmol/kg aproximadamente. Pero aunque el ATP esté disponible durante muy poco tiempo, nunca se llega a agotar por completo, ya que los sistemas energéticos restantes colaboran (glucolítico perteneciente a los hidratos y oxidativo, de las grasas) para resintetizar ATP y mantener el rendimiento.

Cuando utilizamos una molécula de ATP para conseguir energía se hidroliza una molécula de fosfatos, liberando energía para poder alimentar cualquier proceso que estemos llevando a cabo, por ejemplo contraer un musculo. Al haber perdido un Fosfato, ya no es Tri-Fosfato (ATP) sino Di-Fosfato (ADP), que por si mismo esta no es muy útil. Es en ese momento cuando entra en juego la creatina. La función principal de la creatina es la de unirse a una molécula de fósforo para crear fosfato de creatina o fosfocreatina.

Esta molécula estará lista para el momento en el que se necesite energía, se romperá en creatina y un fósforo, este último se unirá a una molécula de ADP (adenosín difosfato) creando ATP nuevamente. Todo esto ocurre porque cuando se usa una molécula de ATP para conseguir energía, la célula buscará una ruta eficiente a nivel energético para re-sintetizar ATP y la ruta de los fosfágenos es mucho más eficiente que la glucolítica.

Por lo que el objetivo principal que tenemos a la hora de suplementarnos con creatina es la de llenar por completo los depósitos de fosfocreatina para que, ante ejercicios muy demandantes, podamos tener mayor cantidad de energía disponible. Como ya ves, la suplementación con creatina es bastante beneficiosa para los entrenamientos y competencias con fines estéticos, deportivos y más.

¿Cuál es la dosis recomendada de Creatina?

A pesar de la dieta y la síntesis endógena, normalmente las reservas de creatina no están tan llenas como podrían estarlo. Se calcula que están aproximadamente a un 60-80% de su capacidad natural y que con la suplementación podríamos alcanzar este 20-40% y puede ser bastante interesante a la hora de ganar fuerza y masa muscular con el entrenamiento, e incluso se especula que pueda tener efecto en esto sin él. Existen 2 protocolos para el uso de la creatina y estos son:

  1. Protocolo de carga rápida: Se basa en una semana de suplementación en torno a 20 gramos/día durante una semana completa. *Dividida en 4 tomas de 5g/día Posterior a estos días se realiza suplementación normal (3-5 g/día).
  2. Protocolo de carga lenta: Se basa en una suplementación normal de 3-5 g/d. Lo único que lo diferencia del protocolo anterior es el tiempo que tarda en saturar la célula de creatina. En el protocolo de carga rápida tardamos entre 1-2 semanas y en este se tarda alrededor de un mes.

Pero finalmente los resultados son los mismos a largo plazo, por eso optaría por el protocolo de carga lenta debido a que es más simple y fácil de cumplir. Lo que quiero decir con esto, es que la fase de carga no es necesaria si no tienes algún objetivo claro que demande esa necesidad.

¿Es necesaria una fase de Carga?

El plan de carga consiste en realizar una ingesta aproximada de unos 20 g / día, para saturar los depósitos de creatina en el músculo lo antes posible. El objetivo es obtener los beneficios de la creatina en un tiempo menor al que se tiene en un proceso sin fase de carga.

La fase de carga ya la pudo leer en la hoja anterior, pero recordamos que consiste en la toma de 20 g /día, la cual se recomienda dividir en 4 tomas de 5g/día para que la carga sea más llevadera. Esto se realiza solo durante 1 semana.

¿Qué ocurre con la sobrecarga de esta creatina? ¿la elimino?, la respuesta es sí, todo exceso será eliminado por la orina, por lo que no debes preocuparte. Pero si hay otros protocolos más complejos para que puedas absorber más aún la creatina que consumes.

Un ejemplo seria dividir los 20 g en 20 tomas de 1 gr con intervalos de 30 min. (lo sé es una locura. Claramente es algo muy complejo de hacer y la mejora versus dividir la dosis día en 4 tomas de 5gr no es tan significativa. Mi consejo para ti, es que si no tienes apuro alguno de saturar tus células con creatina, realices la fase de mantención o carga lenta, ya que es más fácil llevarla. Si te ves en el caso o necesidad de apurar el proceso, entonces una fase de carga durante 1 semana puede ser útil, considerando que el tarro durará mucho menos.

Una ventaja a considerar es que a pesar de ser el suplemento más evidenciado y con mejores resultados, tiene un valor bastante accesible.

¿En qué momento y manera debo tomar la Creatina?

La creatina es un suplemento que funciona mediante un sistema de sobrecarga de sus almacenes, por lo que el objetivo es mantener sus fuentes llenas. Realmente el momento en el que se deba tomar este suplemento es irrelevante, puedes elegir el momento del día que más te acomode y que no se te olvide.

No así como otros suplementos que momento en el día es fundamental, la creatina no necesita de un horario exacto, solo sigue las dosis recomendadas de manera diaria.

Hay algunos estudios quien dice que debemos tomar la creatina con bebidas de alto índice glucémico para que la insulina ayude a absorberse. Pero la manera de tomar la creatina verídicamente es personal.

La absorción de la creatina solamente con agua es de un 92% aproximadamente, por lo que, puedes juntar la creatina en el batido de tu proteína, puedes tomarla con un jugo, un yogurt o lo que realmente consideres mejor para ti.

¿Es necesario una fase de Descarga?

¿Quieres la respuesta rápida? pues no es necesario. Diferentes estudios mostraron que el consumo de creatina no necesita un proceso de descarga siempre y cuando se este realizando en el mismo periodo un entrenamiento de fuerza.

La disminución a la sensibilidad de la creatina puede presentarse en algunas personas que deberían suspender la creatina por un mes y luego continuar, pero es un % menor de la población.

Este producto incluye un código QR que trae de regalo una guía para que le puedas sacar el máximo provecho a tu suplemento y además otras sorpresas.

¿Qué es la Creatina?

El monohidrato de creatina es el suplemento nutricional ergogénico más efectivo estudiado en términos de aumentar la capacidad y rendimiento en ejercicio de alta intensidad, así como aumentos de masa magra.

La creatina es una molécula orgánica nitrogenada producida en el cuerpo, a razón de unos 2 gramos diarios aproximadamente, es sintetizada en el páncreas, riñones e hígado, a partir de tres aminoácidos: glicina, L-arginina y L-metionina.

Éste compuesto se almacena sobre todo en las fibras musculares (el 95% de las reservas de creatina se encuentran en los músculos  especialmente en las fibras blancas o rápidas), nerviosas y cardiacas, es decir, en aquellas células con una demanda energética alta.

Esta molécula es almacenada en depósitos de alta demanda energética, de dos maneras: en la forma fosforilada, o también conocida como fosfocreatina (PCr), en torno a un 60%, mientras que el 40% restante se encuentra en creatina libre.

Esta última será la que dispongamos para realizar en cualquier momento un esfuerzo sumamente intenso como para recurrir a ella, tal como podría ser el caso de un sprint.

La creatina se absorbe de los alimentos, especialmente la carne de vaca o de cerdo (0,0045 – 0,005 g/g) pero existen otros alimentos ricos en la misma como el atún (0,004 g/g) o el salmón (0,0045 g/g) mientras que los alimentos vegetales no poseen creatina, por ello se recomienda la suplementación con creatina en sujetos vegetarianos.

Como podrás comprobar, ningún alimento tiene una gran cantidad de Creatina. Es por ello que los suplementos de creatina llega a ser necesaria.

¿Cómo funciona la Creatina?

Nuestro organismo tiene diferentes sistemas energéticos, ¿Los conoces?.

Nuestro sistema de fosfágenos es muy eficiente produciendo una gran cantidad de energía inmediata pero poco eficiente a la hora de producir energía en un tiempo prolongado. El ATP (adenosín tri-fosfato) es nuestra “moneda” energética que el músculo puede utilizar durante unos 2 a 3 segundos, debido a que el ATP almacenado en el músculo humano es de 20-25 mmol/kg aproximadamente. Pero aunque el ATP esté disponible durante muy poco tiempo, nunca se llega a agotar por completo, ya que los sistemas energéticos restantes colaboran (glucolítico perteneciente a los hidratos y oxidativo, de las grasas) para resintetizar ATP y mantener el rendimiento.

Cuando utilizamos una molécula de ATP para conseguir energía se hidroliza una molécula de fosfatos, liberando energía para poder alimentar cualquier proceso que estemos llevando a cabo, por ejemplo contraer un musculo. Al haber perdido un Fosfato, ya no es Tri-Fosfato (ATP) sino Di-Fosfato (ADP), que por si mismo esta no es muy útil. Es en ese momento cuando entra en juego la creatina. La función principal de la creatina es la de unirse a una molécula de fósforo para crear fosfato de creatina o fosfocreatina.

Esta molécula estará lista para el momento en el que se necesite energía, se romperá en creatina y un fósforo, este último se unirá a una molécula de ADP (adenosín difosfato) creando ATP nuevamente. Todo esto ocurre porque cuando se usa una molécula de ATP para conseguir energía, la célula buscará una ruta eficiente a nivel energético para re-sintetizar ATP y la ruta de los fosfágenos es mucho más eficiente que la glucolítica.

Por lo que el objetivo principal que tenemos a la hora de suplementarnos con creatina es la de llenar por completo los depósitos de fosfocreatina para que, ante ejercicios muy demandantes, podamos tener mayor cantidad de energía disponible. Como ya ves, la suplementación con creatina es bastante beneficiosa para los entrenamientos y competencias con fines estéticos, deportivos y más.

¿Cuál es la dosis recomendada de Creatina?

A pesar de la dieta y la síntesis endógena, normalmente las reservas de creatina no están tan llenas como podrían estarlo. Se calcula que están aproximadamente a un 60-80% de su capacidad natural y que con la suplementación podríamos alcanzar este 20-40% y puede ser bastante interesante a la hora de ganar fuerza y masa muscular con el entrenamiento, e incluso se especula que pueda tener efecto en esto sin él. Existen 2 protocolos para el uso de la creatina y estos son:

  1. Protocolo de carga rápida: Se basa en una semana de suplementación en torno a 20 gramos/día durante una semana completa. *Dividida en 4 tomas de 5g/día Posterior a estos días se realiza suplementación normal (3-5 g/día).
  2. Protocolo de carga lenta: Se basa en una suplementación normal de 3-5 g/d. Lo único que lo diferencia del protocolo anterior es el tiempo que tarda en saturar la célula de creatina. En el protocolo de carga rápida tardamos entre 1-2 semanas y en este se tarda alrededor de un mes.

Pero finalmente los resultados son los mismos a largo plazo, por eso optaría por el protocolo de carga lenta debido a que es más simple y fácil de cumplir. Lo que quiero decir con esto, es que la fase de carga no es necesaria si no tienes algún objetivo claro que demande esa necesidad.

¿Es necesaria una fase de Carga?

El plan de carga consiste en realizar una ingesta aproximada de unos 20 g / día, para saturar los depósitos de creatina en el músculo lo antes posible. El objetivo es obtener los beneficios de la creatina en un tiempo menor al que se tiene en un proceso sin fase de carga.

La fase de carga ya la pudo leer en la hoja anterior, pero recordamos que consiste en la toma de 20 g /día, la cual se recomienda dividir en 4 tomas de 5g/día para que la carga sea más llevadera. Esto se realiza solo durante 1 semana.

¿Qué ocurre con la sobrecarga de esta creatina? ¿la elimino?, la respuesta es sí, todo exceso será eliminado por la orina, por lo que no debes preocuparte. Pero si hay otros protocolos más complejos para que puedas absorber más aún la creatina que consumes.

Un ejemplo seria dividir los 20 g en 20 tomas de 1 gr con intervalos de 30 min. (lo sé es una locura. Claramente es algo muy complejo de hacer y la mejora versus dividir la dosis día en 4 tomas de 5gr no es tan significativa. Mi consejo para ti, es que si no tienes apuro alguno de saturar tus células con creatina, realices la fase de mantención o carga lenta, ya que es más fácil llevarla. Si te ves en el caso o necesidad de apurar el proceso, entonces una fase de carga durante 1 semana puede ser útil, considerando que el tarro durará mucho menos.

Una ventaja a considerar es que a pesar de ser el suplemento más evidenciado y con mejores resultados, tiene un valor bastante accesible.

¿En qué momento y manera debo tomar la Creatina?

La creatina es un suplemento que funciona mediante un sistema de sobrecarga de sus almacenes, por lo que el objetivo es mantener sus fuentes llenas. Realmente el momento en el que se deba tomar este suplemento es irrelevante, puedes elegir el momento del día que más te acomode y que no se te olvide.

No así como otros suplementos que momento en el día es fundamental, la creatina no necesita de un horario exacto, solo sigue las dosis recomendadas de manera diaria.

Hay algunos estudios quien dice que debemos tomar la creatina con bebidas de alto índice glucémico para que la insulina ayude a absorberse. Pero la manera de tomar la creatina verídicamente es personal.

La absorción de la creatina solamente con agua es de un 92% aproximadamente, por lo que, puedes juntar la creatina en el batido de tu proteína, puedes tomarla con un jugo, un yogurt o lo que realmente consideres mejor para ti.

¿Es necesario una fase de Descarga?

¿Quieres la respuesta rápida? pues no es necesario. Diferentes estudios mostraron que el consumo de creatina no necesita un proceso de descarga siempre y cuando se este realizando en el mismo periodo un entrenamiento de fuerza.

La disminución a la sensibilidad de la creatina puede presentarse en algunas personas que deberían suspender la creatina por un mes y luego continuar, pero es un % menor de la población.

Peso 0.6 kg
Dimensiones 10 × 10 × 15 cm

Llamar