Aksaray mutlu son Ataşehir mutlu son Anamur mutlu son Akhisar mutlu son Almus mutlu son Ardeşen mutlu son

The Blog

En el artículo anterior, comenzamos a hablar de planificación. Ahora, detallaremos respecto a sesiones y control del entrenamiento.

El foco de este artículo lo daremos a aquellos que están comenzando y necesitan asesoría y orientación en su entrenamiento, es por esto que  entregaré pautas básicas para entrenar de mejor forma.

Lo fundamental es la progresión y comenzar a conocer tu cuerpo, esto significa que tengas claro que el estímulo que realices traerá consecuencias positivas y negativas.

Esto dependerá de la magnitud de la carga, es decir, de la cantidad de ejercicio que hagas, de la intensidad con que lo hagas y la pausa que realices.

Un ejemplo básico:

Si no has realizado nada de deporte y quieres comenzar trotando 10 k,  no te podrás mover durante 3 días después, ya que cada impacto en el suelo traerá consecuencias en tejido blando (ligamentos, musculatura y tendones).

Mi sugerencia en las primeras dos semanas es salir a caminar 30 min, idealmente 3 a 4 veces por semana, incrementando ritmo cada vez que salgas.

Si quieres preparar tu Core y crees que lo único importante es realizar abdominales, sin importar la velocidad y calidad de ejecución, también estás cometiendo un error, ya que esto solo provocará un desbalance anteroposterior que te generará dolores de espalda y rigidez.

Es necesario trabajar mejor la plancha en todos sus planos en las primeras semanas realizar 30 a 40 seg de cada uno completando 2 min. Está comprobado que es el mejor estabilizador de zona media.

Por último, si se te ocurre realizar burpees, saltos (sapitos), flexiones o dominadas y todo lo que involucre fuerza y potencia y no has realizado una preparación para esto, también estás cometiendo un error, ya que de seguro quedarás con inflación y dolor en rodillas, caderas y hombros.

No es llegar y realizar estas actividades, es fundamental prepararse antes y hacerlo progresivamente.

Finalmente y por mis 33 años de experiencia te sugiero hacer un chequeo preventivo médico y nutricional a lo menos 2 veces al año.

 

Eduardo Fuentes Sepúlveda

Magister en Alto Rendimiento

Llamar